Mantenga una Buena Alimentación

Comer saludablemente significa obtener el equilibrio adecuado de nutrientes que su cuerpo necesita para funcionar correctamente cada día. Junto con hacer suficiente ejercicio, es uno de los mejores hábitos que puede adoptar. A veces es difícil saber qué y cuánto comer.

Fíjese en lo que pone en su plato

Es importante comer por lo menos 3 comidas moderadas al día: el desayuno, el almuerzo y la cena. Si usted necesita comer refrigerios, es importante que los refrigerios sean pequeños y saludables.

La porción adecuada de carne roja, carne de puerco, pavo o pollo no debe ser mayor qué la palma de su mano.

Reduzca las porciones en cada comida. Comer pequeñas cantidades de comida puede hacer una gran diferencia. Trate algunos de estos consejos:

  • En vez de usar un plato grande use uno más pequeño.
  • Coma ensalada de verduras antes de su comida principal.
  • Nunca compre la porción más grande (no consuma “súper size”).
  • Divida paquetes grandes de su comida en porciones pequeñas.

Concine más saludable

Estas ideas le ayudarán a cocinar más saludable.

Al cocinar: Use aceite de oliva o aceite vegetal en vez de mantequilla o manteca de cerdo (puerco). También, en vez de freír sus alimentos, trate de cocinarlos al horno, a la parrilla o al vapor.

Haga elecciones inteligentes de cada grupo de alimentos

Frutas y verduras: En cada comida, es importante comer más frutas y verduras en su forma natural (frescas). Si no puede comprar frutas y verduras frescas, cómprelas congeladas o enlatadas pero sin azúcar o sal.

Proteína: Las carnes (pollo, pavo, pescado), frijoles y lentejas contienen proteínas que su cuerpo necesita para producir energía. Es mejor para su cuerpo comer más pavo, pollo, o pescado en vez de carnes rojas y carnes de cerdo/puerco. También, quítele la piel y grasas a las carnes antes de cocinarlas, puede reducir la grasa que consume.

Los huevos, frijoles (negros, blancos, rojos, pintos) y lentejas no tienen muchas calorías ni grasa y le ofrecen muchas vitaminas y nutrientes.

Aunque no para todos es necesario comer refrigerios (bocadillos, snacks), si usted necesita comer algo entre comidas durante el día, los mejores son las frutas o verduras frescas. Estas le llenan sin añadir mucha grasa o calorías a su día.

Leche y queso: La leche, el queso y el yogurt le brindan calcio que ayuda a los huesos a mantenerse fuertes. Siempre, escoja leche, queso y yogurt bajos en grasa (1 por ciento, ½  por ciento o sin grasa) en vez de los que son altos en grasa (de 2 por ciento de grasa o enteros).

Bebidas: Las bebidas azucaradas tienen muchas calorías y estas pueden aumentar su peso. Si bebe una soda todos los días por un año usted puede aumentar hasta 18 libras de peso. Cambie la soda por el agua natural.

Para más información, visite: https://www.cdc.gov/healthyweight/spanish/index.html